masajes barcelona
   

Beneficios del masaje

 
Beneficios para la piel La acción mecánica (el roce del terapeuta con la piel del paciente), genera hipertermia (aumento de la temperatura) y una acción refleja (vasodilatación superficial).
La vasodilatación e hipertermia originan una beneficiosa regulación de las funciones de la piel y del músculo subyacente.

El masaje origina la liberación de histamina, que produce:
  • Vasodilatación capilar con enrojecimiento local.
  • Aumento de la transpiración.
  • Aumento de la secreción sebácea.
  • Activación de la nutrición de las células dérmicas.
  • Aumento de la temperatura local.
  • Favorece la eliminación de sustancias de deshecho de la piel.
  • Beneficios para el músculo
    El efecto de la manipulación de la piel donde existe tejido muscular estriado (40% aproximadamente del cuerpo humano) mejora las propiedades básicas del músculo: tono, elasticidad y contractibilidad. Al aumentar el flujo sanguíneo del músculo, se regula el tono y aumenta la elasticidad y contractibilidad.
  • La vasodilatación e hiperemia producidas por los estímulos creados al manipular el músculo con el masaje originan un aumento del nivel de saturación de oxígeno de la sangre arterial, elevando el contenido de hemoglobina y glóbulos rojos. Esto produce un drenaje con salida de catabolitos, procedentes de la contracción muscular (ácido láctico, ácido pirúvico...). De esta forma, el músculo recupera más rápidamente la capacidad contràctil, aumentando la fuerza muscular, mejorando la resistencia al trabajo y disminuyendo la fatiga; el masaje actúa como descontracturante de la fibra muscular, disminuye la sensación dolorosa y produce relajación.
  • Estos beneficios varian dependiendo de la intensidad del masaje. Un masaje superficial tiene poco efecto sobre la masa muscular, mientras que presiones profundas y bruscas estimulan el músculo y aumentan la contractibilidad. Un amasamiento lento con presiones suaves facilita la relajación.
  • Beneficios para la circulación sanguínea y linfática
    El masaje actúa a tres niveles circulatorios:
  • Sobre la circulación arterial(arterias, arteriolas y capilares) . El masaje produce un estímulo en el flujo sanguíneo a nivel de arteriolas y arterias, se acelera la circulación y provoca enrojecimiento en la zona tratada. Este rubor, por la dilatación de los vasos periféricos, es más intenso cuanto más constante y profundo sea el estímulo aplicado. Este aumento de flujo arterial enriquece el oxígeno y sustancias nutritivas y aumenta el metabolismo local. Sobre los capilares superficiales, actúa como vasodilatador.
  • Sobre la circulación venosa. El masaje realizado en sentido centrípeto acelera el flujo venoso, favoreciendo el retorno sanguíneo y aumentando la acción de las válvulas.
  • Sobre la circulación linfática. Favorece el vaciamiento y la reabsorción de líquidos y detritus tisulares, así como la salida de materias tóxicas de la zona lesionada.
  • Beneficios para el aparato digestivo
    Actúa sobre las asas intestinales del intestino grueso. Dependiendo de la dirección y la intensidad en que realizamos el masaje, se produce un efecto relajante (masaje suave y en dirección a las asas intestinales) o estimulante (mayor intensidad del masaje).
  • Beneficios para el tejido adiposo
    El masaje se utiliza en estética para disolver los cúmulos adiposos por la lisis mecànica que se produce al trabajar la zona. Aumenta la circulación, se produce hiperemia y aumenta la reabsorción de adipocitos. Al maniobrar sobre el tejido graso, éste se moviliza y la grasas tienden a disminuir.
  • Beneficios para el sistema nervioso
    En función de la aplicación de la técnica se obtienen distintos beneficios. Si se aplica suavemente, disminuye la sensibilidad de las terminaciones nerviosas sensitivas y hay una sedación y analgesia. Si se aplica más fuerte o rápido, aumenta la excitabilidad de los nervios motores, aumentando el tono y facilitando la contracción muscular. También a causa de la hiperemia producida mejora la nutrición de los nervios periféricos.
  • Beneficios psicológicos
    Produce analgesia y relajación, aplicado en unas condiciones de temperatura adecuada, ambiente relajado, música, etc. Cuando se trata de un trabajo suave, produce un efecto analgésico y relajante, que permite que la persona se evada de los problemas de la vida cotidiana.
     
Tel. 654 504 531