masajes barcelona
   

Masajes EQUILIT

 
EQUILIT le ofrece una amplia gama de servicios de masaje. Cada persona, según sus necesidades, dolencias o situación concreta, deberá elegir, con el asesoramiento de los expertos profesionales de EQUILIT, su opción de masaje o terapia adecuada.
  • Masaje sueco
    El masaje sueco (conocido en todo coccidente como masaje) europeo clásico está basado en manipulaciones de amasamiento, presión y percusión, usando aceites o cremas. Restaura el equilibrio muscular, mediante el restablecimiento de la micro-circulación en los músculos afectados, el estiramiento de los músculos acortados y la tonificación de los distendidos.
  • Relajante.
    Aplicado de manera suave, rítmica y lenta, actúa sobre los nervios aferentes, aportando una sensación de sedación del sistema nervioso. Ideal para calmar tensiones después de un día duro de trabajo, nervios por una situación concreta, etc.
  • Terapéutico.
    Las maniobras de amasamiento, presión y movimiento articular tienen un efecto beneficioso sobre contracturas musculares, adherencias, sobrecargas, restricciones de amplitud de movimiento, etc. Pese a ello, el terapeuta-masajista no es un facultativo de medicina y, por consiguiente, no realiza diagnósticos ni tratamientos médicos.
  • Deportivo.
    Tonifica el sistema muscular antes de practicar deporte (maniobras de percusión) o lo recupera mediante la eliminación de los productos de desecho que genera el organismo para llevar a cabo la actividad (ácido láctico).
  • Masaje en silla ergonómica (chair massage)
    La persona se sienta, sin quitarse la ropa, en una silla firme, cómoda y ergonómica. Se relaja…y sencillamente deja hacer al masajista su trabajo.
    Las sesiones duran entre 10 y 25 minutos y se trabaja en las zonas de mayor tensión en el cuerpo. Es sencillo, cómodo, higiénico y práctico (solo se necesitan 2m2).
  • La musicoterapia
    La musicoterapia es el uso de la música para armonizar nuestra mente. La persona recibe estímulos de las melodías, que le ayudan a llegar a un estado de relajación óptimo para recibir y potenciar los efectos del masaje.
  • La aromaterapia
    La aromaterapia es un tratamiento totalmente natural que utiliza las propiedades de las plantas, a través de los aceites esenciales que se obtienen de su procesamiento. La facilidad que tiene la piel para absorber los componentes activos de los aceites esenciales hace que éstos penetren directamente en el organismo a través del masaje, mezclados con aceite base.
    Con las diferentes combinaciones de aceites aromáticos obtenemos la combinación perfecta, según el efecto deseado. El romero activa la circulación, el clavo alivia el dolor, la lavanda es relajante, el ciprés es depurativo, el eucalipto evita la retención de líquidos, la menta alivia el cansancio físico y mental, etc.
  • Masaje tailandés
    El masaje tailandés es un trabajo corporal profundo que ayuda a restablecer nuestra energía vital y a reequilibrar nuestro aspecto físico, mental y emocional. Las técnicas utilizadas son: presiones, balanceos y estiramientos lentos y sostenidos.

    Las presiones se realizan con los dedos, las manos, los pies, los codos o rodillas y siguen las líneas energéticas del cuerpo. Los estiramientos pasivos nos permiten recuperar flexibilidad y alcanzar una relajación profunda. El origen del masaje tailandés se encuentra en la India, en los tiempos de Buda, en el siglo ll A.C. Recibió influencias de la medicina tradicional china, a través del estudio y uso de los puntos energéticos y las presiones en varias zonas clave del cuerpo.
  • Shiatsu
    El shiatsu es un método japonés de trabajo corporal que pretende restaurar la salud y la armonía en nuestro cuerpo. Proviene y se distingue de la Amma, antigua y tradicional forma de masaje oriental. Su base teórica la encontramos en tres teorías clásicas: la de los cinco elementos (madera, fuego, tierra, metal, agua), el ying y el yang y el ki.
    El shiatsu considera que todo es una manifestación de una fuerza universal, que en China se conoce como Chi (en Japón, Ki) y que podemos traducir como energía. Esta energía fluye a través de canales, descritos ya hace milenios por la medicina tradicional china.

    Shiatsu, traducido literalmente, significa “presión de los dedos”. A través de esta presión suave en los puntos de acupuntura de los canales corporales de energía (meridianos) y de estiramientos, se consigue que el ki fluya sin bloqueos por nuestro cuerpo, restaurando su armonía. Con el shiatsu se sustituyen las agujas de la acupuntura por el contacto de las manos y la presión de las mismas.
  • Reflexología podal
    La reflexología podal es un método de estimulación manual que trata el cuerpo a través de sus puntos reflejos en los pies. Cada parte o sistema de nuestro cuerpo tiene una zona refleja en los pies y ejerciendo una presión directa en estas zonas se obtiene una autorregulación de los distintos órganos y tejidos.

    Los orígenes de la reflexología se remontan al antiguo Egipto, pero su formulación actual la debemos a los trabajos del Dr. Fritzgerald a principios del siglo XX. A parte de sus efectos en todo el cuerpo, la reflexología también es un excelente masaje para nuestros pies, que aunque a veces pueda resultar doloroso, los recupera de su habitual “encierro en los zapatos”.
  • Drenaje linfático
    El sistema linfático está formado por una extensa red de capilares, vasos y ganglios, por los que circula la linfa, transportando proteínas, ácidos grasos, líquidos y otras sustancias. También ayuda en la producción de anticuerpos para la defensa del organismo, formando parte del sistema inmunitario. Cuando se produce un exceso de líquido en el espacio intercelular, el sistema linfático aumenta su volumen y se produce la retención de líquidos. El drenaje linfático consiste en un masaje muy suave por todo el cuerpo, que consigue una salida de líquido de los espacios intercelulares, drenando la linfa y deshaciendo el “encharcamiento”, restaurando así la ligereza en las piernas y en el cuerpo.
  • El yoga
    El yoga es una forma de ejercicio para concentrarse en el propio cuerpo, respirar, relajarse y meditar. Es un fabuloso antiestresante. En Oriente es una disciplina que requieren dedicación plena, pero las variantes hata-yoga y kundalini yoga se han adaptado a Occidente de una forma más suave. Con el yoga, de manera sencilla, los músculos se estiran y fortalecen, la mente se serena, la capacidad de concentración mejora y el cuerpo se relaja y se siente lleno de energía.
     
Tel. 654 504 531